viernes, 26 de septiembre de 2008

Entrada al interior

Fuego quema siempre quema, dentro, fuego, rojo ardo. Arde mi mente y mi espiritu, siempre tanto y tan poco. Siempre tanto. Tanto que lo echo por las orejas, los ojos, las yemas de mis dedos derriten imaginariamente todo cuanto toco, pero aun más, arden y siempre arderán, por lo que aun no toque. Antes era el miedo a no conocer otras posibilidades, del mundo infinito que se me hace, se me hace agua la boca, el alma, por vivir otras vidas, por ser todos los otros, por viajar por cada calle del mundo, montañas, lagos, ciudades, mercados, otras historias, guerras del 1200, arenas en caravanas interminables, guitarras españolas a la orilla del Mediterráneo, al lado de Becquer que mira somnoliento por la siesta y el vino, vivir el amor, el amor enloquecido, profundo, apasionado al limite, y real, y fuera de toda realidad. Ahora es el miedo a no conseguir esa unica posibilidad, ese unico camino que conforma el destino de uno. De tanto quererlo todo, no hacer nada. O nada de lo que uno quiere, que es el unico "realmente hacer". Ahora es el miedo a enfrentar la imagen idealizada de mi misma. De mis "talentos". La altura idealizada de mis talentos (la altura que doy por sentada porque lo siento asi) tapa el sol cada vez que estoy por ejecutar algo..y....me hago pis. Popo. Ergo: no hago nada. O hago una porquería mientras me burlo y payaseo. He encontrado que tengo vocación de payasa también! JA. Buuuu. Pero, paralelo a este último enemigo, va otro. Mucho peor. Un miedo aprendido. (Bajo la voz, porque abunda, está siempre presente, agazapado, esperando el momento de tomarme por la espalda y penetrar mi espiritu). Es el miedo a ..no se, VIVIR!!!!! EL miedo al fracaso que, como una formula con gusto amargo anda desprendiéndose contínuamente de los labios de los que nos rodean. TODO es difícil, todo es peligroso, todo te deja en la calle, todo es una locura. Mejor quedate en casa. Mejor conseguite ese laburo seguro. Mejor no pintes, para que? Mejor..mejor..mejor..siempre es mejor seguir con el rebaño, hacer las cosas como "dios manda" (el dios popular, mártir de la burocracia cotidiana, al polvo y el ajetreo y el chisme y todas esas cosas que aparecen en la tele, en la calle y en la oficina).

Mejor..."mejor es no probar." ( y mueca de diablo)



Se...como probaron y les fue mal, como nunca probaron, como no tenian con que probar, por las dudas joden también al otro. Y sí, muchas veces sale mal, Toooodo mal. Si. Pero es más fiel a uno, irse con la herida de la batalla que haberse quedado cómodo, calentito, sintiendo los miedos crecer, porque algo está claro:
cada vez que reniego de un impulso interno, auténtico, el miedo se come un pedazo de mi fuerza, de mi libertad, de mi fe, de mi amor propio, mi dignidad. Abdico de un porcentaje de mi misma, soy un poco menos dueña de mi vida. Y eso es vivir. Hacer con mi vida.

Miedos cotidianos, miedos estúpidos. Un miedo alimenta otro y ese a otros dos, y así se multiplican, desde el más sutil, el más tonto hasta los más importantes: los que progresivamente, aniquilan un impulso de vivir, de experimentar realmente la vida.

Se empieza por no hacer lo que uno quiere. No pequeñas cosas, tampoco grandes necesariamente, se trata de esas cosas que realmente urgen a uno, esas que uno realmente siente.

El mutilar repetidamente ese anhelo, de postergar su construcción, le energía y la fe en uno mismo decrecen...uno se va volviendo débil sin tener muy en claro porqué ni cómo. Pero ocurre. Y conforme uno se va debilitando, pierde la imagen positiva de uno mismo. Porque los sueños no condicen los hechos. El organismo baja sus defensas y surgen los miedos. Uno ya no es capaz, ya no tiene la posibilidad, ya no se lleva el mundo por delante, ni tampoco disfruta plenamente...así, más o menos, a grandes rasgos.

Y se puede vivir crónicamente así. Claro que se puede.

Entonces, sres... y principalmente, Florencia: manos a la obra, obra a las manos.

3 comentarios:

Goliardo dijo...

Querida Flor, no sé si sos consciente del vigor que transmitís. Me resultan adorables tus vacilaciones, tus devaneos, tus sueños artísticos, tus ansiedades. Creo que sos bastante más joven que yo, pero creeme que mis sentimientos todavía son los mismos que los tuyos, con la diferencia de que ya no me los tomo tan en serio como antes. Creo que un hermosa luz que brilla dentro tuyo, tus palabras son las de una verdadera artista que se entrega con pasión a ese tortuoso, formidable e inevitable camino que deben transitar ciertas almas sensibles.
Gracias por la comparación con Prevert, también me impresionaste con eso (a veces la comparacíones tienen toda la contundencia que no alcanzan los adjetivos), y tengo que agradecerte por hacerme conocer a George Trakl, formidable:

"Es el dulce tiempo del amor.
En la barca, río abajo
-que hermosas se aparean las imágenes-
todo se hunde en calma y en silencio."

Hermoso e inquietante a la vez. Te espero en "casa", sos una crítica más que calificada y tengo alguna cosa nueva que me encantaría que leas. Saludos ansiosos.

Goliardo dijo...

A propósito, me acercó felizmente a tu blog la preferencia por Morphine; como verás en mi blog, me resulta muy potente la imagen de trepar una soga en llamas (Rope on fire. Eso mismo me transmitió tu texto, creo que a veces, los que ven las cosas de otra forma siente esa desesperación y ansiedad por vivir la vida, por elevarse en esas condiciones. Nueva felicitación.

flor dijo...

Querido Goliardo: (puedo? :) )

Muchas, muchas, muuuchas gracias por tus palabras. Es demasiado, y..se de qué hablás. Capaz que suena rara la afirmación, pero es que no abundan las personas que hablen "este idioma"!! (sonrisa enorme). Apenas termine con los parciales mezquinos voy a pegarle una leída a fondo no a lo úlitmo si no a todo lo que encuentre en tu blog! y de trakl, siiii, estoy buscando el libro pero no lo encontré, apenas lo encuentre te voy a mandar unos cuantos poemas que son fascinantes...hace imágenes-sentimiento con palabras q son increibles. Pero lo más loco, es que logra transmitir ideas casi subconcientemente...no s eexplicarlo, lo voy a marcar en algún verso en particular, a ver qué te parece!! Y si, supongo q un día voy a poder disfrutar de esos sentimientos sin tanto drama, lo que (en serio) alivia un poco saber jaja :)