miércoles, 4 de agosto de 2010

Trsiteza

Un alma se debate presa de una tristeza abstracta y sin remedio. Algo sin razón aparente no puede ser combatido. Piensa eso y se estremece en llanto, creyendo irreversible algo cuya vida no sabe cómo se originó ni qué la impulsa.

Debilitada se arrincona en la oscuridad y ya no puede esconder el terror sofocado. Aprieta su cuerpo con un temor manso y de derrota; las energías y las razones la han abandonado.

Pero amiga, susurra algo invisible. Es este el único camino de deshacerte de tanta carga-basura. La herida creció y la evitaste hasta que se hizo tan grande que superó cualquier semilla de orígen. El mal por el mal mismo.

Sólo con el mal por el mal mismo podés deshacerte verdaderamente de tanto dolor pasado, de tantas historias.

Cuando el dolor sin razón duele más y te ha derribado, las razones interminables pierden sentido. El pasado, las culpas no son más que fantasmas.

Es este el abismo más infinito y aterrador al que puedas estar sometida.
Y el que resuelvas su incógnita, estoy segura que forma parte de tu destino.

No dudo un instante de que lo tuyo es la luz.
Se que tu descubrimiento será maravilloso.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

cuando por fin te sientas libre, ya no habrá mas tristeza,,,te keremos
Vale y July

flor dijo...

Igual no hablaba de mi hemrosa...
yo tb las quiero