martes, 8 de diciembre de 2009

"A todos ellos" jaaaa a lo Sabina

Yo iba a quererte profundo
con sencillez.
Digo "quererte"
porque en mi intensidad
me abstengo de decir amor.
Mi llama debe quemar con serenidad
porque si no lo quemaría todo.

Te iba a querer
así por ejemplo:
iba a ser un mediodía
cálido y somnoliento.

Vos ibas a estar recostado boca abajo
los antebrazos
buscando el fresco bajo la almohada.
tu espalda descubierta.

Tu piel y el olor de tu piel
como si se desprendiera de vos,
suspendido en el aire.
Recostado, dormido-despierto
seguro pensando sin pensar.

Yo me lanzaría sobre la cama
moviéndolo todo.
Vos murmurarías entre dientes
alguna queja y nada. Silencio.

Me acercaría
reptando como un lagarto
un lagarto-mujer
que ama a su hombre
y que ama los juegos
sonriente...
Como una niña a pesar de todo.

Y sólo un dedo primero
se deslizaría sobre las pequeñas gotas
de tu sudor salado
por el lecho ondulado de tus vértebras.

Luego mi lengua, mis labios
yendo tras cada huella de mi dedo.
el silencio, tu respiración
y trozos de sol moviéndose con el viento.

No puedo contar el resto.

Aún no se ha aprendido
a tomar lo puro junto con lo animal,
y hacer de eso una sola cosa, maciza, entera.

Tal vez yo no pueda.

No tiene importancia.

Son siempre
siempre sueños.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Florrciss q lindo, me encanto
"Aún no se ha aprendido
a tomar lo puro junto con lo animal" voto por eso

flor dijo...

:) gracias anonimo/a